Estrenando nuevo cuchitril !!!

.

miércoles, 19 de octubre de 2011

SOLIDARIDAD: El valor más preciado de la humanidad



En uno de mis largos viajes desde la universidad a mi casa (ya que vivo en la quinta paila del infierno!!!  LA JAI) mientras veía por la ventana del bus observé un caso que quizá todos hemos visto:  en una parada de bus, un ladrón acorralaba a un muchacho de colegio seguramente pidiéndole alguna pertenencia, el pelado estaba sólo y en la parada no había más gente, quizá alguien que ahí estaba se retiró viendo que se acercaba el delincuente y dejó de presa fácil al pobre muchacho, mas en la vereda pasaba gente que veía lo que sucedía sin embargo sólo se recogieron a un costado de la vía mientras le quitaba el celular (creo) al chamo, desde el bus la gente sólo gritaba (cómo si eso ayudara) y no tomó más de 30 segundos y el ladrón salió corriendo, en ese momento la gente de la vereda se acercó al joven y de seguro le preguntaría:

-te robaron?
(-dejo a consciencia del lector la respuesta a esta estúpida pregunta)

Pero, ¿por qué nadie ayudó al joven en el momento que lo necesitaba? El bus avanzó su camino y me puse a pensar si en todas las partes del mundo pasaría lo mismo en tal situación. Mis padres siempre me han contado que hace años si a alguien le robaban en sus pueblos tenía que ser muy valiente porque se debía someter a las consecuencias y a la turba enardecida. Y este hecho me puso a pensar acerca de la solidaridad entre personas, de la ayuda desinteresada al prójimo que en estos días no se ve ya que muy pocas veces alguien te da algo a cambio de nada (aunque sea un gracias chucha!!!)

Luego de pensar mucho llegué a la conclusión de que la solidaridad es el valor más importante que tenemos los humanos, para esto consideré que en los inicios de nuestra existencia cuando éramos una especie de monos pilas (no los de Guayaquil ah!) aparte de la inteligencia que poco a poco se desarrollaba un factor importante para avanzar era agruparse, entre más gente había en un grupo menos miedo se tenía en la Tierra salvaje de aquel entonces, esos grupos no eran muy diferentes a cualquier otro grupo de animales, pero a lo largo de muchos años de un largo andar por el mundo debieron notar que no podían ir por ahí como individuos egoístas diciendo “que cada quien mate su chanchito”, que si te atrapa un león en la sabana verás cómo te arreglas con que no sea a mi (algo que sí es común ahora), y ellos debieron darse cuenta de que ayudándose entre todos eran mucho más fuertes y fue un punto importante en la diferenciación con los animales (o sea los no muy inteligentes porque igual somos unas bestias!!!) y estrechó los lazos en las comunidades primitivas, así ya no debieron dejar que un integrante del grupo se caiga a una fosa y el resto le diga “de malas”, sino que ya debieron entender que al ser parte de los suyos estaban en la obligación de ayudarle y más si ellos podían hacerlo, así desde nuestros principios descubrimos la solidaridad, este valor manifiesto de la experiencia es muy antiguo, más antiguo que el amor (que no sé bien si es sentimiento, valor, decisión, o idea comercial!!!) ya que al principio tampoco es que los grupos de gente primitiva conociera el amor, si alguien con quien habían procreado se lo llevaba la corriente de un río pues de malas y a seguir con la vida que así es esta, luego de entender la solidaridad ellos estrecharon sus lazos, se dieron cuenta que vivir en grupo era mejor, y que dentro de estos grupos era conveniente tener una familia ya que permitía cuidar de mejor manera a los niños y designar tareas a cada miembro del conjunto social, al mismo tiempo debieron sentir afinidad por quienes estaban cerca y encontrarse con ese sentimiento que se dice amor, pero fue después de encontrarnos con la solidaridad.

Así la solidaridad viene en nuestra herencia desde hace millones de años y nos permitió llegar a donde estamos ( a que otro mono como yo pueda escribir estas ideas!!!) mediante la ayuda colectiva, recuerdo otra cosa que mis padres solían contarme, hace pocos años era común en todos los barrios que los vecinos eran los mejores amigos y siempre se ayudaban en la comunidad, pero en estos días chucha pídele al man que vive a lado tuyo que te pasé un balón!!! El ser solidarios nos llevó lejos en este mundo pero esa chispa de ayuda desinteresada se apaga cada día, el progreso, el dinero, el poder, qué se yo, el egoísmo de las personas que poco a poco se han hundido en el desarrollo individual ha hecho que la solidaridad desaparezca en gran medida, los países nos son solidarios con quienes mueren de hambre en otros, la gente que vio al joven al que lo estaban robando no fue solidaria, pensó (yo también) no es mi problema cuando a mí me pasa eso nadie tampoco me ayuda! ¿Por qué esa actitud? No sé en qué punto de la historia la gente cambio su forma de ver a los demás y pasó a verse como un ser aislado.

La solidaridad no ha muerto pues como sostengo es innata y ganada a través de los años, todos alguna vez hemos sentido el impulso de ayudar a alguien sin necesidad de una retribución, aunque quizá en la actualidad quizá sólo se nos despierta en los desastres.

Avanzar en este mundo con metas no tiene nada de malo ni tampoco el querer llegar lejos, pero avanzar en el mundo sólo con los objetivos propios sin importar que en el camino haya gente que nos necesite quizá sí nos lleve a lograr nuestras metas pero seremos una humanidad fría y solitaria y haber vivido miles de años como entes sociales para terminar en capullos de éxito egoísta no vale la pena en esta vida. Como un amigo decía: “hay que jalar todos del mismo palo”, debemos recuperar nuestra solidaridad no por obligación sino porque forma parte de nuestra humanidad, el grande ayuda al  pequeño, el gracias de alguien al que le extendiste la mano dejando de hacer algo importante para ti porque sentiste que debías hacerlo te puede hacer sentir más realizado que con todo tu trabajo importante y obligaciones, ser solidario en cualquier situación  es uno de los pasos más importantes que debe dar la humanidad para avanzar a un nuevo modelo mundial después del capitalismo actual, a un modelo de humanidad más humana donde la consigna sea hacer las cosas por el bien de todos, un paso más cerca al verdadero socialismo (no al que le tiene miedo EE.UU ni la que se implantó en la U.R.S.S o Cuba) para hacer nuestra vida más llevadera.

ACOLITEN: JUAN


Reacciones:

LinkWithin