Estrenando nuevo cuchitril !!!

.

lunes, 29 de abril de 2013

DE LA JAI PAL MUNDO

Saludos gente de la red, hoy quiero contarles un poco sobre ese mundo hostil en el que a diario me bato para sobrevivir y que he llamado mi hogar durante 25 años, la JAI.



Aclaro que lo que voy a escribir no es sobre lo bueno ni lo malo, sino sobre lo que veo, con un poco de mi humor de mal gusto.

Empezaré diciendo que desde hace mucho tiempo quería escribir sobre ese bosque en dónde vivo, pero siempre me quedaba con ganas porque hay mucho que contar y mucho que abarcar, por eso acá es una especie de síntesis de lo que fue y lo que es la JAI y como ha marcado  mi vida. 

Y la segunda razón para escribir el post, fue la motivación que me dio un profesor de un seminario reciente que cursé, un seminario de construcción de redes eléctricas, o mejor dicho un cursito de parar postes de luz que se dice vulgarmente jaja. El profesor es uno de los capos de la Empresa Eléctrica y conocedor de casi toda la ciudad por ese arte de ir poniendo postes en todos los barrios. Fue que mostrándonos sus trabajos, nos mostró en eso la red eléctrica de la JAI, dijo: "y esto es la Jaime Roldós, los chicos de la JAI, ufff, ese sí es un barrio duro!!!

Por eso voy a dar a conocer un poco de mi hábitat, luego de lo cual espero entiendan porque soy cómo soy jeje.

TIEMPOS DE GUERRA



Mis padres vivían felices en Cochapamba (o sea donde es el Centro Comercial el Bosque para los gringos), tenían una hija de 6 años y vivían felices y en armonía, pero luego un día nació un bello niño, ah y también nací yo, entonces mis padres decidieron comprar su terrenito para que este guagua se críe bien y seguro, y abandonaron su antigua casa para ir al extremo de la ciudad dónde por culpa de un tío hablador, fueron creyendo las palabras de aquel personaje que ofrecía un lugar para vivir tranquilos y con un buen creciemiento de futuro (llevo 25 años esperando ese crecimiento).

Así ellos llegaron a una tierra verde llena de pastos y bosques dizque lotizados, pero para su suerte o quizá porque la mala suerte siempre me acompaña, llegamos en tiempo de guerra.



¿Guerra? sí, guerra. Guerra cruel y dura, con balas y muertos, guerra!!! al parecer un tiempo antes de mi arribo un grupo de gente liderada por Edgar Coral invadieron los terrenos de la JAI y se apoderaron de una buena cantidad de tierra, y los dueños de los terrenos, liderados por un tal Segundo Aguilar, perro de Febres Cordero y con su apoyo llevaron a un grupo de matones para sacar a bala a los invasores, total que se enfrentaron los dos bandos por un par de años, y al final la gente que invadió se quedó con los terrenos ahora ya legalizados en lo que se conoce como Pisulí (esa tierra si es de varones jajaja).

En fin, entonces había un punto en la zona donde había una barricada para pasar de la JAI a Pisulí, sólo pasabas con santo y seña, sino bala. Cómo Pisulí estaba en la cima de la loma podían disparar para abajo y sí se les acababan las balas podían arrojar piedras. 



En ese marco llegué a la JAI, con un mes de vida, y mi recepción fue con balas jaja. Según relatos de mi padre, cuando llegaron, y empezaron a construir debieron quedarse ahí ya que si abandonaban el terreno corrían el riesgo de que se los roben!!! así que mientras construían mi casa (que es como la Basílica, nunca termina de construirse) debíamos vivir ahí, habían dos vecinos y un bosque eterno, salían a comprar pansito para el desayuno con chaleco anti balas jaja, ya me imagino como sería:

- oye Manuel...
- qué???
- anda a ver la leche!!!
- bueno... cúbreme...tatatatatataratarataratartatata..... a vender!!!!



Al final se acabó esa guerra, huyeron todos esos líderes y se arregló el asunto a la larga, hubo muchos muertos y existe un obelisco con una placa con los nombres de todos los muertos de esa guerra, y en la zona donde era la "frontera" o esa barricada que les dije hicieron la iglesia de la JAI, así empecé a vivir allá, llegando a Irak prácticamente.

DEL CAMPO A BARRIO MARGINAL



Con el barrio en calma, era hora de vivir. ¿Cómo empezó mi barrio? bueno antes les explico eso de los barrios, la JAI es una cooperativa de vivienda, por lo que es muy grande, y está subdivida en barrios, el mío se llama " La Paz" jajaja hablando de ironía. Bien, el barrio empezó con tres casas, tres vecinos que se gritaban de techo a techo por la lejanía:

- Marcooooooo
- que fueeeeee
- tienes aguaaaaa
- síiiiiiiiiiiii
- ya voy allá con un tanqueeeeeeee

En realidad eso fue como irse a colonizar América:



- sólo había una tienda en el barrio y quedaba puta lejazos...
- el agua venía en tanqueros y si no construiste una cisterna no tuviste infancia....
- los caminos eran de tierra abiertos con un tractor, en verano lanzaban la de povo y en invierno eran quebradas y mucho lodo.
- todo lo que cubría la vista era eucaliptos, lo bueno es que podías comer un conejo recién cazado!!!
- como todo barrio lejano, no había gente pero había perros, miles de perros...
- entre el bosque se iban abriendo parcelas de maíz, no sé por qué pero todo mayor sabe sembrar maíz!!! uno creció jugando escondidas entre choclos jajaja
- no había electricidad, ni alcantarillado, peor teléfono...me tocó crecer jugando jaja



Entre esos problemas y el olvido de los alcaldes, pues la gente mismo iba satisfaciendo sus necesidades. Así que mi padre con un par de vecinos compraron un rollo infinito de alambre de cobre y cruzaron las quebradas y las lomas hasta llegar a un poste, y de ahí se treparon y llevaron la energía a sus casas. Con miles de metros de cable de seguro de los 120 volts les llegaban 60 jaja y cuando los de la loma de junto se enojaban les cortaban el cable y ya no podíamos ver Marimar!!!

En el gobierno de Rockdrigo Borja se energizó el barrio y muchos otros en una gran campaña de electrificación, así llegó la electricidad a la JAI, cada casa ya tenía su medidor y cada uno su servicio. Y la JAI ha sido una especie de "maqueta" dónde he podido ver la evolución en pasos rápidos. Con la energía pasamos de la edad de las cavernas a la edad de bronce. 



O sea con la llegada de la energía empezaron a  cambiar las cosas. Cada quien ya podía armarse una fiestita con música, ya se ponían más tiendas y más cerca, cada día llegaban más personas, más vecinos y eso para mí significaba más amigos. 

Lo único que cambiaba era que cada día había menos terrenos baldíos que usar de parques, para jugar escondidas, hacer cancha de fútbol, pelear o lo que sea. Sin embargo el barrio seguía igual, calles de tierra y no había buses, o los había pero uno cada hora.

ese fue el último terreno vacío del barrio, queda frente a mi casa y lo compraron unos evangélicos para hacer una iglesia nooooooooo


Yo iba a la escuela fuera de la JAI, así que madrugaba y trepaba por las ventanas de los buses, o sino salía en lo que se mueva, llámese esto camioneta, furgoneta, volqueta, tractor, mula, hipogrifo, lo que sea.
dele chofer que no estamos de paseo!!!!

Con el paso del tiempo instalaron líneas de teléfono y luego el alcantarillado y agua potable. Ese servicio del agua significó calles abiertas durante más de un año y puro hueco, me caí muchas veces en las zanjas jugando a saltarlas. Y para esa época estaba en el colegio, eso era terrible ya que me sacaba la madre lustrando mi par de zapatos para que lleguen llenos de polvo en verano o de lodo en invierno a clases.

brinca la zanjita yo ya la brinqué


Así el barrio se llenaba cada día de gente y de servicios. Pasé mi infancia jugando entre bosques y calles de tierra, entre arcos de fútbol hechos con dos piedras a partida de trompos en media calle, iba de arriba a abajo en el verano buscando "sigses" (o como chucha se escriba) para hacer cometas, y en invierno armaba coches de madera, pasé una infancia feliz a pesar de que el barrio era una especie de rincón olvidado por dios, en esa época a mi no me importaba.

Así de a poco fui viendo por un lado el progreso: las casitas pequeñas alzaban sus nuevos pisos, la gente empezaba a comprar autos, y como no había ley, y por otro lado había mucha gente desempleada y pues empezaron a aparecer los delincuentes, muchos ya murieron, otros hasta ahora son "íconos" de lo malo de la JAI jeje. Hubo un tiempo dónde el crecimiento de ladrones era terrible, y como el barrio no tenía policías era Sodoma y Gomorra. En esas épocas fue cuando la JAI se ganó ese título de "hijuepucta", si decías vivo en la Roldós siempre te decían: hijuepucta!!!! incluso ahora siguen con ese estigma.



Como toda tierra sin dios ni ley, la ley la tomaron los moradores, aplicando la ley de la calle, ojo por ojo. Impusieron la ley de ladrón suelto ladrón muerto. Hubo gente quemada viva, y durante algunos años esa fue la ley que pudo detener el crecimiento delictivo, no era raro que en mi temprana adolescencia cada vez que iba a dormir oía un disparo y pensaba, y ahora quién sería????

En una ocasión, se enfrentaron dos pandillas frente a mi casa, acabábamos de construir el segundo piso y ese día pusimos las ventanas, qué decir de esas ventanas: estaba di-vi-nas jajajaja. No ya en serio, estaban nuevas y los vidrios recién comprados cuando, pum, pum, pum empezaron a balearse en frente de mi casa, como por suerte no han tenido muchas balas cuando se les agotaron, lanzaban piedras, y yo desde el segundo piso gritaba:

- hey!!!! vayan a pelear a otro lado, van a romper los vidrios...

La JAI era tierra perdida, excelente lugar para notas que salían en el EXTRA:



- La Jaime Roldós se convirtió en el lejano Oeste...
- Encuentran a hombre muerto con huella de automóvil en el pecho, la policía presume crimen pasional..
- El negro bola salió del penal, planea regenerar su vida en la Jaime Roldós.

En esa época estaba en los primeros años del colegio, regresaba a casa mas o menos a las 8 y media de la noche. Ahí aprendí a maniobrar ladrones, a pelar el ojo como se dice. Veía un ladrón en la otra cuadra, me iba por tal camino, en ese camino había otro ladrón entonces me regresaba por el anterior, había dos ladrones y no había salida, pues me iba por el camino del ladrón más buena gente jeje

Una vez me robó un tipo con un arma, me dijo: préstame un dólar. Yo dije: no tengo. Sacó una pistola y me dijo: dame un dolar chucha tu madre. Dije: ok, ok por las buenas cualquiera entiende. Me dijo: gracias, que no tenía para las balas!!!!

Así de a poco aprendí a dialogar, a negociar con el ladrón, a hacerte "amigo" del ladrón que ya conocía tu horario y tu ruta, para que me deje la cuota en 25 ctvs. Para que no me bajen las calculadoras y para que de noche no me quieran matar por un celular. 

Era una época oscura del barrio, yo empecé a odiar vivir ahí, pero por alguna razón mi familia viviá contenta así que ni modo Juan te jodes.



Esa mala fama, más los malos servicios hicieron que la JAI sea catalogada como un "barrio marginal", todos decían eso, incluso los que vivíamos ahí. Mis amigos de infancia y yo entramos en la adolescencia, eso significaba andar en la calle hasta altas horas de la noche, además ellos se convirtieron en "raperos" en "hoperos" y yo que era el veintiúnico rocker amateur pues no discriminé nunca estar con ellos, hay un par de grupos de Hip-hop que sí me gustan por culpa de esos amigos. Corríamos graffiteando casas, peleando con otros grupos de jóvenes por chicas jajaja. Fue una bonita época, ya que también apareció el primer Retén de Policía del Barrio, y los policías perseguían a los jóvenes que se reunían en las esquinas en lugar de a los delincuentes, así que aprendía a correr y esconderme, esa fue la época dónde aprendí sobre los barrios bajos, sobre los días duros.

Es mi orgullo haber nacido en el barrio más humilde
Alejado del bullicio y de la falsa sociedad
Yo no tengo la desgracia de no ser hijo del pueblo
Yo me cuento entre la gente que no tiene falsedad
Mi destino es muy parejo, yo lo quiero como venga
Soportando una tristeza o detrás de una ilusión
Yo camino por la vida muy feliz con mi pobreza
Porque no tengo dinero, tengo mucho corazón




DE BARRIO MARGINAL A BARRIO PERIFÉRICO




En la alcaldía de Paco Moncayo, al parecer al municipio le dolía eso de que hayan barrios olvidados por Dios en "La carita de Dios". Organizaron una fuerte campaña para cambiar los barrios marginales por barrios periféricos. La idea era de que estos barrios que crecieron por las laderas ya eran parte de la ciudad, ese día entramos al mapa de Quito (síiii, ya estábamos en el Terruño). La campaña consistía en llevar todos los servicios básicos a quien aún no los tenía, en pavimentar o adoquinar las calles. En proveer seguridad, transportes, salud, para pasar de ser barrio marginal, a barrio periférico, o sea la misma cosa pero más bonita.



Y así fue, más retenes de policía, calles adoquinadas (síiii no más polvo en mis zapatos, para esa época ya no usaba zapatos de cuero chch). Y el cambio de apariencia fue notorio, además de que el barrio había crecido de una manera increible, y ya se veía más bonito el progreso debía venir de a poco, o sea casas mas altas, negocios más grandes, y al fin aparecieron los bares yeah!!! Ya todos querían su auto, y por eso se arma un tráfico maldito para salir a la Av. Occidental en las mañanas. El bosque que conocí de niño retrocedió tras los muros de bloque, los animalitos de campo que corrían en las calles se prohibieron, así como los perros callejeros, claro que hay algunos que no dejan de tener perros en las calles y por eso me mordió uno chch.

Ya no se podía hacer fiestas cuando te de la gana y hasta el domingo, sino viene la policía y te hace apagar el sonido. Peor armar peñas bailables y chupables en la casa comunal (método que en la juventud nos dio un buen billetito). Cada vecino alzaba más y más su construcción de manera que ya no había patios.



Los delincuentes fueron reubicados jaja a unas pocas calles, muchos de los más malos murieron, pero aún hay otros que siguen ahí, pero en realidad ya no es ese reino de maldad, sino que hay ladrones chimbos que piden monedas, pero bueno, tampoco es un lugar santo. Digamos que no es que han desaparecido, pero al menos muchos policías rondan y rondan de manera que ya no he visto linchamientos. Aún así sigo vivaz en eso de esquivar ladrones.

Tampoco es ya la JAI que pensaban antes y decían: hijuepucta!!! sino que es una JAI de gente trabajadora, y de nuevas generaciones de jóvenes que ya no juegan en la calle sino que juegan en Internet, aparecieron tribus urbanas, skaters, emos, floggers, par rockers, hoperos, choros, de todo hay. Apareció la Billa del Oso, y actualmente hay una discoteca que no es muy mala y un karaoke elegante por ahí.



Aparecieron diez mil iglesias de diez mil religiones nuevas. Aparecieron espacios verdes en los lotes baldíos. Los niños de mi barrio ya juegan en columpios y resbaladeras en lugar de entre hierbas y un auto abandonado y oxidado.

Aparecieron centros de salud, farmacias, doctores que te curan con inyecciones, incluso inauguraron un Centro de Desarrollo comunitario donde antes había un mercado. Hay varias cooperativas de buses o taxis que te llevan a la JAI hasta eso de las 10 de la noche, más de noche hay que pagar más a tu taxista favorito.



Apareció el centro Comercial Condado Shopping y ahora los chicos de mi barrio ya se van de "shoping" jeje, ya se van a cine, yo de niño iba al Cine una vez al año o cuando un grupo juvenil (entiéndase catecismo ) organizaba una proyección de películas para niños, mientras ellos se besaban atrás en la función. Los niños de mi barrio ya van al Play Zone. Yo de suerte iba a jugar cosmos ilegales escondidos tras una choza. Los niños de mi barrio ya saben lo que es Facebook, youtube, google, yo de niño fui muy feliz cuando existía TV-PATIN.



Actualmente la JAI es un barrio de crecimiento moderado en un espacio poco moderado, o sea esta creciendo más allá de donde puede, tanto así que más arriba hay una llamada segunda etapa, que igual está lejisisisisisimos, casi llegando a Nono y que viven de la manera que era la JAI hace 20 años.

En donde yo vivo, el Barrio La PAZ, todo es PAZ jeje de hecho es muy aburrido, no pasa nada, no hay ladrones, ya no hay jóvenes ni niños que alegren las calles con sus risas y peleas por los tazos, sino que casi todos mis amigos tuvieron hijos y se casaron (en ese orden jaja) y ya son hombres serios, que trabajan por su familia y eso, sólo yo quedo como un irresponsable que sale por las noches a los bares. Y eso también ya lo hago cada vez menos.

La JAI es un barrio de contrastes, aún hay gente muy pobre junto a tipos con casa de 4 pisos. Puedes ver la alta política: las eternas broncas de los dirigentes del barrio y de la cooperativa que por ahí se robaban dinero, o que por ahí se robaban lotes, pero algo siempre se robaban y se peleaban entre ellos. 

Es un barrio que trata de dejar de ser un barrio duro para ser ciudad jajaja.

Mi barrio era así
Así
Ma´que se yo si era así!
Yo me lo acuerdo así!



Ahí vivo yo, han pasado 25 años, y bueno ya estoy cansado, lo bueno es que hay aire puro y algo de bosque aún, que a pesar de que hay mucho policía no molestan mucho y eso sirve para beberte unas cervezas en tu vereda jaja pero creo que en un par de años migraré.

Sin embargo ese es mi hogar, ahí crecí desde bebé, de niño creía que el mundo era la JAI y hasta ahora mi cuerpo recuerda el camino de vuelta a casa en esas noches de bohemia jaja. Ahí tuve mis primeros amigos, mis primeras novias, mis primeros amigos que me bajaron mis primeras novias, o sea era lindo jajaja

Así veo Quito desde mi ventana...

Y ese es el marco donde he desarrollado mi historia, he visto cosas duras, he visto a gente morir linchada en turbas, o a amigos con hogares disfuncionales huir de casa, crecí en un barrio duro tratando de no convertirme en un tipo duro, porque todos mis amigos que hicieron eso no terminaron muy bien que digamos. Y a pesar de eso no he llegado a ser tan burro como el barrio esperaba jeje, y ahora incluso ya casi termino la universidad, veo el mundo con nuevos horizontes y cada vez que me preguntan donde vivo me río antes de decir: en la JAI....hijuepuctas!!!!


Hay un lugar aquí en mi corazón 
Es el recuerdo de mi tierra 
Allí donde la montaña 
protege al valle con valor 
Y el agua clara 
fluye por su ladera 
Allí el milagro existe de verdad 
Cuando el sol convierte el agua en vino 
Y sus buenas gentes 
no cesan de brindar 
juntos al calor 
del hogar 
Y al anochecer levantan sus copas 
Mirando al cielo una vez mas 
Implorando a dios 
que cuide sus campos 
Por que de ellos su sangre saldrá 
Ven a mi tierra a descubrir 
el lugar donde nací 
No querrás marchar de allí jamás 
Y si tu tienes que partir 
por muy lejos q hayas de ir 
Viajara contigo 
el nombre de mi tierra


ALGÚN DÍA VENDRÁN A LA JAI, LOS ESPERO CON LOS BRAZOS ABIERTOS, SÓLO SI LLEGAN CON BIELAS JEJE: JUAN


PD. espero en otro post contarles las huevadas históricas o tarjetitas de la JAI.
Reacciones:

LinkWithin