Estrenando nuevo cuchitril !!!

.

jueves, 30 de mayo de 2013

DEJA DE SER BURRO!!! HOY ES JUEVES CULTURAL XXVIII: LA BATALLA DE GAUGAMELA

"La fortuna favorece a los más audaces"
 Alejandro Magno 

Saludos amigos, hora de conocer algo nuevo en este jueves (ojalá hoy sea jueves):

Alejandro Magno es quizá uno de los conquistadores más grandes que han existido junto con Gengis Kan. Antes de nada ya sé que la guerra no resuelve nada, y que conquistadores ya no existen. Pero esto forma parte de la historia y la cultura general.

Bien, como decía Alejandro era el rey de Macedonia, un pueblo helenizado, el país, situado al norte de la antigua Grecia, no formaba parte del mundo griego propiamente dicho, aunque sí estaba fuertemente influenciado por las costumbres, la cultura y la lengua griega, por lo que algunos de sus reyes reivindicaron para su pueblo un lugar entre los helenos. Hijo de Filipo II. Alejandro llegó al trono a sus 20 años tras el asesinato de su padre en 336 a.c.



Nada más comenzar su reinado, debió hacer frente a una rebelión de las ciudades griegas, capitaneadas por Tebas y Atenas, que vieron en la muerte de Filipo la posibilidad de recuperar la libertad perdida en la batalla de Queronea (338 a.C.), cuando su derrota ante el ejército macedonio supuso su sometimiento al vecino "bárbaro" del norte. La campaña fue rápida y cruel, pues Alejandro no dudó en arrasar Tebas y reducir a sus habitantes a la esclavitud, aunque perdonó a Atenas.

Inmediatamente después, en 334, inició la campaña militar por la que será más conocido: la conquista del imperio persa. En esta magna empresa fue ayudado por las ciudades griegas ahora vencidas, quienes veían aquí la oportunidad de devolver a su tradicional enemigo las viejas afrentas recibidas durante las dolorosas guerras médicas (500-479 a.C.).

La campaña en sí tiene poca historia, pues en apenas cuatro años de triunfos ininterrumpidos (victorias de Gránico (334), Isso (333) y Gaugamela (331)), el inmenso imperio persa cambió de manos. En los años siguientes, Alejandro se dedicó a ampliar sus conquistas por la zona oriental, que culminó con la victoria sobre el rey indio Poros en 326.

Hasta su muerte en 323, Alejandro se esforzó por poner las bases de un nuevo orden mundial en el que trató de integrar a pueblos tan diversos y diferentes en lengua, cultura y religión, bajo la égida de Grecia. Su temprana desaparición le impidió culminar su obra, de modo que ni siquiera pudo llegar a designar un sucesor. Sus dominios cayeron en manos de sus generales (los diádocos), iniciándose así una nueva etapa que los historiadores modernos han llamado helenística.

Alejandro conquistó medio mundo, a una muy temprana edad. Pero la batalla que le dio la oportunidad de cumplir tal empresa fue Gaugamela.

LOS MOVIMIENTOS PREVIOS

Alejandro soñaba con la conquista del Imperio Persa, en el 334 a.c. emprendió la campaña contra Persia, obteniendo victorias en batallas como la del Gránico, Issos y Siria, su objetivo cada vez estaba más cerca, vencer a Darío III rey de Persia y así conquistarlos.

En la primavera del 331 a.c. Alejandro dejó Egipto y volvió a Tiro donde estaba su flota, de allí se dirigió a Antioquía y llegó al Río Eufrates hacia Tapsaco, ahí se enteró de que Darío estaba en Arbelas, por lo que cruzó el río Tigris y se dirigió al norte.

Darío ya había sido vencido en Issos, así que esta vez reunió un ejército invencible y se dirigió desde Arbelas a Gaugamela, una llanura que le favorecía en la batalla para acabar con los macedonios. Incluso niveló el terreno y lo limpió para que sea un campo adecuado para sus carros de batalla.



El ejército persa era muy superior en número al de Alejandro. Es difícil saber exactamente la cantidad de guerreros persas, pero los historiadores llegan a un consenso de 250 mil almas, además de  carros armados con hoces en sus ruedas y  elefantes de guerra.  Mientras que el ejército de Alejandro se componía de alrededor de 47 mil guerreros. (estos son números redondos)

EL YUNQUE Y EL MARTILLO

El ejército Macedonio tenía una estrategia llamada el yunque y el martillo para la guerra.

Filipo II padre de Alejandro, estructuró lo que se conoce como la falange macedonia. La falange era una infantería pesada muy eficaz, reducida en su armamento defensivo y armado con una pica o lanza más larga (5,5 metros) conocida como sarissa. La falange era muy buena en ofensiva, utilizando la mayor cantidad de energía para causar el mayor daño con sus lanzas, para eso se ubicaban en grupos de 16 filas tan apretadas que sus masas se acumulaban. La falange arremetía a su enemigo de manera que podía derribar muchas filas de soldados enemigos. Hay que añadir también algunos arqueros y falangistas ligeros que consolidaban la infantería.

La falange

La segunda pieza maestra del ejército macedonio era la caballería pesada, formada por nobles macedonios conocidos como los Compañeros hetairoi. 


los compañeros

El martillo estaba formada por la caballería pesada de los compañeros que presionaba al adversario y lo comprimían en un espacio cerrado.


El yunque era la falange que intervenía después.

1. El martillo:

Para llevar al enemigo lejos de su centro, la caballería macedonia rodeaba los flancos del ejército contrario, por el lado derecho Alejandro comandaba a la caballería, rodeaban al enemigo para tratar de hacer un hueco y colocarse en las líneas enemigas, por lo que obligaban a su enemigo a reagruparse.




2. El yunque:

Por los costados la caballería macedonia sorprendía con su rapidez y fuerza de impacto, en el centro la Falange avanzaba para abrir el segundo frente. Una vez se le cerraba el paso al enemigo, este quedaba en una trampa. Esto causaba una gran confusión porque no podía distinguirse si las unidades estaban dispersas o mal coordinadas. Y los macedonios podían acabar con el enemigo.




Esta técnica no pudo usarse en Gaugamela porque el ejército de Darío era muy superior en número al de Alejandro y así el Martillo no podría rodear al ejército persa, por lo que Alejandro ideó una nueva estrategia.

LA ESTRATEGIA DE GAUGAMELA

La noche del 30 de septiembre del 331 a.c. Los ejércitos se encontraban en el campo. Alejandro en sigilo se acercó en la noche para colocar a su ejército a unos 5 km de los persas. Sabía que en su ejército había infiltrados persas, por lo que hizo correr el rumor de que atacaría de noche sin detenerse ni un sólo instante. Los persas fueron informados, y por eso Darío hizo que todo su ejército se colocara en pie de guerra y pasara en vigilia toda la noche.

Sin embargo Alejandro hizo descansar a todos sus hombres que en la mañana se incorporaron descansados y en perfectas condiciones. Antes del comienzo de la contienda bélica, Alejandro Magno montó su fiel caballo preferido “Bucéfalo”, cabalgó frente a sus tropas, les dio ánimos y se dirigió directamente a Zeus, exclamando:

“¡Soy tu hijo, un hijo de Dios y la victoria debe ser mía, porque ningún Dios puede perder una batalla!”

El ejército de Darío formaba una larga línea. El ala izquierda estaba al mando de Bessos que también tenía 100 carros con guadañas. El ala derecha estaba al mando de Maceo. Y al centro estaba el rey Darío con sus tropas de protección personal. Delante del escuadrón real había 15 elefantes de guerra y 50 carros de guerra.

disposición inicial de los ejércitos en Gaugamela

Alejandro por su parte para no dejarse rodear por la innumerable caballería persa, puso a su ejército en niveles. Alejandro tomó el mando del ala derecha de compañeros. Para ocupar el mayor territorio posible, alargó su flanco derecho. La falange iba al centro reforzada con otra formación en retaguardia para que en caso de ser rodeados, puedan dar media vuelta y enfrentarse al enemigo en dirección contraria.

El flanco izquierdo estaba al mando de Parmenio con sus jinetes. La novedad claramente fue la reserva tras la primera línea. Estaba formada por dos columnas volantes, una detrás de cada ala, formaban un ángulo con el frente para que pudiesen coger al flanco al enemigo si éste intentaba rodearlos, si eso no pasaba entonces se replegarían al centro para reforzar el frente.



El ejército de Alejandro estaba dispuesto de manera que pudiese dar frente a todas las partes, formaba un gran rectángulo que podía responder ataques desde cualquier lugar. esta disposición fue la que le ayudó en la batalla, ya que previó los movimientos del adversario y se preparó para enfrentarlos.

FASE 1: Movimiento de Alejandro

Alejandro se movió oblicuamente hacia el ala izquierda persa en lugar de avanzar directamente a ellos. Avanzaba al trote para que le siguieran de cerca sus tiradores de a pie de lanzas y hondas. Esta táctica le sirvió para que el ejército persa no se percatara de su presencia. El ala izquierda de Parmenio debía mantener al posición y resistir lo que más pueda.



FASE 2: Ocupación máxima del terreno.

Alejandro avanzó más allá del terreno nivelado por los persas, Darío entonces ordenó que su ala izquierda (tropas A, B y C) contuviera su paso, creando así una brecha en el ejército persa. Entonces  Alejandro dio media vuelta rápidamente para dirigirse a esa brecha. Los honderos que iban junto a Alejandro entonces comenzaron a atacar. Mientras tanto la falange y la caballería del ala izquierda resistían a pesar de la embestida de todos los carros persas sobre el centro macedonio.



Alejandro empezó a dar ataques hacia el centro de las tropas hasta que las formaciones persas quedaron rotas. Darío envío también a sus carros para que la falange se deshaga, pero la infantería macedonia arrojó sus jabalinas y abrió sus filas de manera que los carros atravesaron las líneas macedonias y fueron eliminadas por las jabalinas. 

Darío entonces envió la caballería del sector central para detener el avance de Alejandro, por lo que se abrió una brecha en su línea.

Fase 3: Retirada de Darío.

Las tropas A, B y C fueron contenidas por los honderos y no pudieron realizar sus maniobras. Entonces Alejandro se lanzó violentamente con sus compañeros en la brecha abierta en la línea persa y decidió ir por Darío que estaba sobre su carro y protegido por su guardia real. Cuando Darío vio qué quería hacer Alejandro y al ver su línea rota y estar desprotegido se dio cuenta de que estaba perdido, así que decidió huir. La huida de Darío desmoralizó a las tropas persas. Mientras tanto la falange y el ala izquierda macedonia comenzaron a debilitarse por la gran embestida persa que no se dio cuenta de que Darío huyó y seguía luchando.



Fase 4: El ala izquierda

Debido a la marcha oblicua de Alejandro, el ejército se alargaba hacia la derecha, por lo que el ala izquierda dirigida por Parmenio estaba atrasada, y Alejandro extendió tanto al ejército que se abrió una brecha entre las dos alas. La caballería enemiga entró por esta brecha con el fin de ir hacia el campamento macedónico dónde estaba prisionera la familia de Darío, pero la madre de Darío se negó a ser liberada. La Falange de reserva dio media vuelta y los atacó por la retaguardia.



Por otro lado el ala derecha persa envolvió a la gente de Parmenio, y los atacó de manera brutal por lo que Parmenio envió un mensajero a Alejandro indicando que su situación era crítica y que necesitaban ayuda.

Alejandro estaba persiguiendo a Darío cuando el mensajero le informó del problema del ala izquierda, Alejandro tuvo que decidir si ir contra Darío o regresar a ayudar a Parmenio.

- si vas por Darío perderás a tu ejército...
- pero si lo atrapamos ganaremos un imperio...

Finalmente dejó ir a Darío y regresó a ayudar a Parmenio derrotando a los persas.

Cuando tenía todo ganado, se lanzó en persecución de Darío en vano durante 120 km. Darío murió poco después en las montañas asesinado por sus dignatarios.



La batalla de Gaugamela fue la más importante en la vida de Alejandro ya que con eso extendió su imperio sobre los bastos territorios de Persia y así ganó un imperio inmenso y fue el nuevo señor de Asia. Se fue a vivir a Babilonia y aumentó su ejército y siguió avanzando hacia el Este.


La batalla es una de las mejores muestras de estrategia militar ya que era casi imposible vencer al inmenso ejército Persa con la cantidad de gente de Alejandro, pero lo hizo. También puso en marcha aquello de que: el que no arriesga no gana.

el imperio de Alejandro
Alejandro era un visionario, luego de Gaugamela pudo conquistar todo lo que se propuso. Pero tuvo muchos problemas, como traiciones dentro de su círculo personal que terminaron en ejecucionens de algunos de sus generales. Alejandro no se veía como sólo un macedonio, él era un humano del mundo, su hogar era donde el fuere aunque parece que siempre andaba buscando su hogar. Los macedonios en cambio no compartían su idea de un mundo unido, ellos no se sentían a gusto al ser la misma nación con persas, indios, egipcios, ni siquiera con griegos. Cuando Alejandro avanzaba a la India, hubo un intento de sublevación, los macedonios pensaron que sin ellos Alejandro no seguiría, pero él les dijo esto:

Todos sabéis tan bien como yo, que cuando los años transcurran, y los recuerdos se borren, y vuestras grandes victorias se desvanezcan, se recordará con vergüenza que abandonasteis a vuestro rey en Asia, pero yo continuaré con mis asiáticos.

Alejandro siempre le decía a sus macedonios: ¿qué te hace mejor que ellos? todos son iguales, y bueno pues la guerra en esa época era la única forma de llevar a cabo su sueño, de unificar un mundo nuevo. A lo largo de sus conquistas fundaba ciudades llamadas Alejandrías para beneficio de su pueblo, aunque muchos dicen que eran más bien un reflejo de su ego.

Todo el alcance de su imperio se debió principalmente a dos factores: a sus generales y a la victoria en Gaugamela.

Los dejo con una gran canción:



Que duro fue todo lo alcanzado lo conquistado
luche asta el fin para darte otra gran victoria
fui general como tantos otros dispuesto a todo
confié en mi rey.

Y ahora, tras tantas batallas me acusas de traición
así es como me pagas mi lealtad
me desprecias, me degradas, me condenas sin perdón
que los dioses te quieran perdonar
no lo haré yo.

Quien me iba a decir lo que iba a pasar
quien me iba a decir que ibas a cambiar
dime cuando tu cambiaste el bien por el mal

Alejandro, medio mundo conquisto
nadie duda de su genio y su valor
pero junto a el había muchos más...
Ningún hombre solo puede remar
ni un día más

Quien me iba a decir lo que iba a pasar
quien me iba a decir que ibas a cambiar
dime cuando tú cambiaste el bien por el mal


POR ESO ME GUSTA JUGAR WARCRAFT: JUAN

Reacciones:

LinkWithin