Estrenando nuevo cuchitril !!!

.

viernes, 17 de enero de 2014

MEMORIAS DE UN BULLYING

Hola gente aburrida de lo mismo y lo mismo. Esta vez les traigo lo mismo de lo mismo jeje



Este es un relato acerca de un amigo mío en épocas colegiales que sufría del famoso "bulling", aunque en esa época ni sabíamos que se llamaba bulling, nosotros le decíamos ser cargosos o ver la huevas. En fin, en este post no voy a hablar de si es bueno o malo, o de como resolver el problema porque como lo veo ha existido y creo que existirá por muchos años, en todo caso como mi amigo hizo luego, la única forma de ganarse el respeto fue defenderse y pelear, claro que le sacaron la pugta, pero luego ya no le volvieron a molestar jaja

Esta historia toma lugar en mi colegio, allá cuando estaba en cuarto curso, y tenía un grupo de amigos fijos, el Chávez y un gran amigo, el Mongo. El Mongo es el amigo más viejo que tengo jeje, lo conozco desde los diez años y fuimos compañeros desde la escuela hasta graduarnos del colegio, en todo ese tiempo digamos que ya pasó a ser  como un hermano, ese hermano idiota y medio retrasado que todos quieren jaja. 

En fin, el Monguito era un tipo tranquilo, pero tenía esa cara de cojudo (perdonarás mongoff). Es decir, tenía algo, un "no se qué" que hacía que te diesen ganas de verle las huevas, o de hacerle bulling como dicen ahora. Y bueno, pues siempre era víctima de nuestros abusos, jaja entre amigos era fresco ya que ese bulling nivel amigos incluso fortalece las relaciones amistosas jajaja



Sin embargo, también sufrió bulling profesional!!! En cuarto curso, te separaban por "especialización", así que era como tener que empezar de nuevo, como ir al primer curso una vez más. En ese curso nos hallamos con "El Chavo" un tipo que ya tenía 18 años en esa época, era el "Nelson (de los Simpson)" de nuestro curso, y además tenía su séquito, eran tres tipos, era la pata del Chavo. Ellos eran los bullies profesionales. Y cómo no, si El Chavo medía 1,80 y ya era adulto jaja. Así que este man como era bruto, pues ya creo iba en la duodécima jalada de año, se la pasaba haciendo bulling a sus pobres presas de cuarto curso que estaban en plena transición pubertina jaja

A pesar de que era un tipo muy abusivo, a mí no me hacía daño, no sé, supongo que venir de tierras duras como la JAI hacía que vean que no era tan cojudo jeje. Y saben lo peor, cuando llegamos al sexto curso, hasta el Chavo era amigo mío jaja y sabíamos ir a pegar unos tragos de vez en cuando. En fin, volvamos al cuento:



En el cuarto curso se establecen las jerarquías, los norios, los deportistas, los bullies, y por supuesto los que sufrirán el bulling. Pues como mi amigo el Mongo era muy "humildesito" en esa época (porque ahora es un chuchas!!!) cayó dentro de esta categoría de ser uno de los que sufrían bulling.

El Chavo sí daba miedo, y hay que admitirlo. Tenía talento para ser un "bullie". Todo el poco cerebro que tenía lo usaba para ser ingenioso en sus formas de abusar de la gente. Recuerdo que una vez le dije eso, que si todo el empeño que ponía en hacer daño, lo pusiese en estudiar un poco, sí podría graduarse, y pues me hizo caso, sí se graduó ese animal. Por ejemplo, recuerdo que el Chavo en una clase que estaba aburrido, hizo una pelota de papel, de unos 20 cm de diámetro. Pero estaba bien comprimida, creo que se gastó dos cuadernos en su confección, cuadernos que claro ese rato le quitó a dos pobres víctimas.



Esta pelota si que era pesada y dura. Además la amarró a un montón de ligas, de manera que hizo un nudo en la pelota y otro en su mano, y podía arrojar la bola esa hasta unos 5 metros y luego esta regresaba a su mano y no la perdía jajaja. Y yo pensaba: pero que buen uso de la ley de Hooke!!! jajaja, en serio, ese invento era genial, lanzaba su pelota y casi que dejaba brutos a quien recibía el pelotazo jeje.

En fin, un día la historia del Mongo pareció cambiar. Como desgraciadamente le tocó sentarse cerca del chavo (o sea en su vecindad del chavo!! jaja .. chiste del hijo de puta!!!) y creo que en un movimiento de estrategia o un instinto de supervivencia, aplicó la ley de la evolución: la especie que sobrevive no es la más fuerte ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio. Entonces al Mongo aplicó eso, trató de hacerse amigo de ellos. Ahora, por alguna extraña razón ellos lo aceptaron, les cayó bien, y de pronto era su nuevo adoptado!!!

En serio, eso fue muy extraño, a las 7 de la mañana se sentó junto a ellos, a las 8 ya eran amigos, y a las 9 ya era el mongo un bullie más!!! Esa fue la muestra de evolución más rápida que he visto. Y el mongo sufrió la fiebre del poder, como estaba ahora apadrinado del Chavo, tomó venganza. Todo aquel que abusó del Mongo pagó su precio, era tan feliz el Mongo, nunca vi en su cara tal felicidad como ese día, se divertía abusando de su nuevo poder. En fin, pasaron las horas y llegó el recreo a eso de las 10:30 creo que era, y en el recreo se paseaba con la pata del chavo, y cuando le digo: qué más Mongo, creerán que el bestia este me empuja y me dice: cual Mongo, cual Mongo!!! Y me queda viendo como queriendo vengarse de mí también. Bueno, había que admitir algo, yo también cada vez que podía le hacía un pequeño bulling al pobre jeje. Sin embargo, como el Chavo me consideraba, no me hicieron nada, y se fueron. Pero el Mongo cambió en un par de horas, era un tipo totalmente diferente, tenía odio en sus ojos jajaja



En fin, le dejamos por su lado, y regresamos a clases y el Mongo siguió en el ejercicio de su nueva profesión. Llegó la 1 de la tarde, hora de ir a casa. Como les dije, mis amigos el Chávez y el Mongo eran también mis vecinos, así que solíamos regresar juntos. Ese día, a pesar de que el mongo se había portado como un cabrón, incluso con nosotros sus amigos, le esperamos para ir a casa. Salimos del aula y esperamos en las gradas, no salía. De hecho salieron ya todos los alumnos, y el aula quedó casi vacía, sólo estaban dentro la pata del Chavo y el Mongo.

Como no salía ya en un buen rato, dijimos: vamos a verle y a preguntar si se va con nosotros o no. Mientras regresábamos al aula, el Chavo salió con su pata, todos menos el Mongo, pasó junto a nosotros y le pregunté: Y el Mongo??? y el Chavo y su pata se rieron y se fueron. Entonces, nos dimos cuenta de que algo no estaba bien, y nos apresuramos al aula.



Entramos al salón y vimos algo que hasta ahora recuerdo con gracia y a la vez con tristeza. El Mongo estaba solo en el aula, amarrado de pies y manos a una silla, y amordazado en la boca. Y luchaba por desatarse pero era imposible. Lo primero que iba a hacer era reírme, reírme con toda mi alma, es que era una escena tan cómica, el pobre tipo amarrado ahí. Sin embargo, el mongo se movía y gritaba, bueno hacía ruidos porque estaba amordazado jeje. Y lloraba, le salían lágrimas de los ojos, cuando vi que lloraba, ya no pude reírme. Y nos acercamos a desatarle.

Mientras le soltábamos, el mongo seguía llorando, y yo tenía que luchar para no reírme, porque era tan gracioso, y además ya me había figurado lo que había pasado. Con decirles que le habían atado con su propia corbata, su correa, su saco y con cinta de embalaje!!! Así que terminamos de soltarlo y el Mongo no pronunciaba palabra, solo lloraba. Era duro, qué es lo que había pasado???

El Mongo aprendió a las malas lo que es juntarse con frutas podridas. El Chavo nunca aceptó al Mongo en su pata, sino que hizo todo a propósito. Ya ven, les dije que el chavo era más pilas de lo que creía. El Chavo le hizo creer a todos que el mongo era su nuevo "amigo", y le dio poder durante un día. Al final del día le develó la dura realidad: tú no eres de los nuestros!!! eso le dijo textualmente, bueno eso nos contó el Mongo luego. Qué creías que podías hacer lo que querías sin pagar le dijeron, y entonces lo traicionaron. Como ya no había nadie, lo ataron a la silla y lo dejaron ahí. En realidad ellos no contaban con que le íbamos a esperar. De hecho el Mongo también había creído que ya nos habíamos largado, y entonces creyó que estaba abandonado y como en esa aula en la tarde no se usaba, el pensó que pasaría horas atado hasta que alguien, quizá el conserje llegase a cerra el aula jaja.

Recuerdo que le di una cachetada, y le dije: te das cuenta de cómo son las cosas no?? ya entendiste no??. Y el Mongo nos veía callado, de hecho ese silencio fue todo lo que bastó para restablecer la amistad del grupo que casi se había roto cuando el Mongo en su fiebre de poder quiso venganza. El silencio de ese momento y la cara del Mongo nos decía perdón y creo que nosotros también decíamos perdón. Luego de eso salimos y le dijimos al Mongo que al menos pudo sentir lo que sienten los bullies y ya creo que supo que ellos lo hacen por sentir placer, bueno eso creo yo.



Luego de ese día, el Mongo empezó a defenderse, y un día no dejó que abusen de él, y luego de un par de garrotazos y una electrocución (jeje) el mostró que ya no iba a dejar que le vieran las huevas y empezaron a respetarlo. Y luego ya pudo vivir una vida normal en el colegio, sólo sufría bulling de nosotros sus amigos jajaja. Pero ya no abuso profesional.

En fin, luego de eso y con los años, el Mongo "humildesito" se convirtió en un chuchas como se dice por acá, un tipo galán, deportista y buen alcohólico jeje. Esas cosas duras que le pasaron le ayudaron a hacerse más fuerte y a aprender. Él en un día aprendió que lo que le haces a los demás te lo harán a ti.

Y bueno, la pata del Chavo en quinto curso se disolvió, porque dos de ellos volvieron a perder el año, y según supe luego cada uno de ellos tenía una vida muy dura en casa, quizá era eso lo que los motivaba a desquitarse con los menos fuertes.

Y así pasó en esas épocas y pasa aún.

Hay una campaña contra esto, que no al bulling y todo eso. Pero yo les diré que detener la mente de los bullies es algo muy complejo, porque muchos tienen problemas muy profundos que son difíciles de resolver, en especial en un aula donde a los profesores eso no les importa. Y los que sufren bulling pues no se queden callados, pidan ayuda, que en las aulas son mayor cantidad, defiéndanse, si los golpean no pongan la otra mejilla, eso es para cristianos, pero ellos van de rodillas, y nosotros vamos de pie. Así es esta vida cruel. Camaron que se duerme, se choca!! jaja.


Así se defiende de un bullie, como el niño Zangief!!!



QUE TIEMPOS AQUELLOS: JUAN

Buen día chavito te vine a visitar!!!




Buen día, Benito
Te vine a visitar

Buen día, Benito ¿te acordás de mi?
Soy aquel que jugaba contigo en el jardín
Te he buscado y rastreado, obsesionado para verte
Que suerte haberte encontrado al fin

¿Te acordás ahora? Caías a casa a cualquier hora
Te comías mis moras
Si sobraba las llevabas porque te obligaba una vividora
Y ni vos sabías si esa señora era tu madre o tu tutora

¿Sabes quien soy?
Ese al que le contaste el final de una peli de cowboys
Y soy el dueño del libro de Tolstoi
al que le pegaste como tapa una "Playboy"
Me acuerdo como si fuera hoy

Y no esta lejano el verano que me robaste el aeroplano
Seguiste y te fuiste sin sutileza con mi gata siamesa
Mi joystick, el cubo de Rubik
y una pieza del Mecano.

Buen día, Benito
Te vine a visitar

¿Te acordás que te reíste de mi acné juvenil?
Te creíste viril y me dijiste sarcástico
"Te rompo la cara, gil
Y no te deja sano ni el cirujano
mas práctico de Beverly Hills"

Y lo hiciste, me la diste en la nariz
¿Ves esta cicatriz? Fuiste vil
No me dieron diez puntos, me dieron mil
Y ahora soy un símil de las lineas de Nazca
En el frío de Alaska o en el calor de Brasil

Hace memoria, me robaste la novia en preparatoria
Yo la quería y vos te la llevaste a la cama
con no sé qué historia
Y por escoria te hice la cruz
mientras me hacías la "V" de la victoria
No son teorías mías,
vos fuiste el que tentó a mi hermano con esas porquerías
Te sobro cobardía y te falto decencia
Cuando lo viste temblando, luchando con la abstinencia.

Buen día, Benito
Te vine a visitar

¿Te olvidaste que tu padre era le jefe del mio
y que por libre albedrío
lo echó del trabajo aquel invierno tan frío?
Me da escalofríos cuando ese lío rememoran
Porque ahí aprendí que los hombres también lloran.

Y entonces ¿por que esa vez llamaste al 911?
Dijiste que no hable y me denunciaste a la policía
Vos eras culpable, yo inocente
Y dijiste que el incidente era culpa mía.

Pero hoy tengo con la justicia una cita
Y no será en vano
Tanto recé para encontrarte a la virgencita y a San Cayetano
Que después de esta visita seguro quedamos a mano.

Buen día, Benito
Te vine a visitar


Reacciones:

LinkWithin