Estrenando nuevo cuchitril !!!

.

lunes, 6 de junio de 2016

MI PRIMER VUELO

"La primera vez duele" (¿quien sería el autor de este dicho??? jajaja)

Hola gente de la red, de la poca que queda que lee blogs de los que no somos lo suficientemente bonitos como para hacer un post en youporn... Un saludo desde la JAI.

Hace muuuuuuuucho tiempo que no escribo y ahora sí que no es por falta de ideas, sino por falta de tiempo, ya les contaré ojalá alguna vez, en fin, hoy les voy a contar de la primera vez que volé... en avión!!!


Yo soy una persona sencilla que disfruta de las cosas nuevas cada vez que puede, y llevo una vida simple y sencilla también, razón por la que nunca había viajado en avión sino hasta mis 27 años!!!, yo me he viajado gran parte de mi país como varón: en bus, en balde de camioneta, en carro, a pie, a lomo de mula, pero nunca tuve la oportunidad de volar, pues no me hacía falta, sin embargo era algo que siempre estaba presente ahí en mi cabeza: alguna vez debo subirme a un avión y saber qué se siente estar por los aires.

Fue entonces que la vida por una extraña razón ya viéndome graduado de todo un ingeÑero de la república me dio un empleo en una "importantísima empresa de transmisión de energía del Ecuador", y ahí fue que me enviaron a supervisar la construcción de una línea de transmisión en medio del oriente ecuatoriano (anécdotas que les contaré otro rato), debía viajar continuamente a Lago Agrio, y en vista de que ahí hay un aeropuerto la empresa me enviaba en avión.


Entonces la primera vez que me enviaron, sólo me dijeron: Juan, el lunes te vas a "Lago", ya están tus tickets para el vuelo a las 8 en el aeropuerto de Tababela. ¡¡¡Yo estaba más feliz que puerco en poza!!!, la cosa fue que me enviaban solo, como todo un macho alfa debía ir solito al aeropuerto y tomar mi vuelo, cosa que no había hecho nunca en  mi "sencilla" vida. No importaba, uno es de combate!!! y estaba listo para viajar en un vuelo que apenas si duraba media hora, pero que sería la primera vez en la que volaría.

Y ahí estaba yo, llegando al aeropuerto a las 7 am mirando por la ventana del carro como un niño ilusionado, recordando a la vez otras primeras veces de mi vida: como la primera vez que me lancé por una bajada en bicicleta y terminé estampado sobre un alambrado y me costó una cicatriz de por vida en mi ojo, o la primera vez que manejaba a escondidas de mi padre y que me costó un choque y un primo mal herido en una ford f-150 modelo 77, o la primera vez que toqué la guitarra y terminé con unas ampollas dolorosas en mis dedos, y así pensaba en otras tantas primeras infortunadas veces.


Solito y más o menos guiándome en la terminal fui a verificar mi vuelo, a pesar el equipaje y a esperar a que llamen a abordar el avión. Sí estaba un poco impaciente y nervioso, cuando llegué al primer control para ingresar a la zona de abordaje era lo típico: mostrar papeles, y pasar por el detector de metales, ahí me topé con un tipo que por cosa del destino será importante en este relato. Este tipo tenía la pinta de ser una de esas personas que vuela casi siempre, el tipo tenía una confianza, hablaba por el celular y pasaba de aquí para allá sin musitarse nada. Me di cuenta de eso y dije: este man es la clave!!! le seguí todo el camino, lo que él hacía yo le copiaba y así no aparentaba que era todo un noobster en el asunto de volar jajaja. Así llegamos a abordar el avión y ¿qué creen? este tipo tenía el asiento contiguo al mío, es decir yo me sentía totalmente confiado ya para volar.

Luego el avión se acomodó en la pista, nos dieron las indicaciones de emergencia necesarias como: si se cae el avión meta la cabeza entre las rodillas y arrepiéntase!!!, para colmo yo me había sentado justo al lado de una de las puertas de emergencia del avión, por lo que según me dijo la azafata, estaba obligado a leer y entender las instrucciones de uso de esa puerta en caso de ser necesario, me preguntó si entendía todo eso, por dios!!! a mí, todo un ingeniero!!! me costó decirle que no jajajaja


En fin, llegó el momento el avión empieza a acelerar, miro a mi compañero de asiento que era el que me brindaba confianza cuando notó que toma su mano derecha y se persigna tres veces!!! WTF!!! en ese rato perdí toda la confianza, y mientras el avión aceleraba yo ajustaba mis manos al asiento como si agarrando duro el asiento el avión no se fuera a caer!!! jajajaja. El avión se elevó sin problemas y en un par de minutos ya tomó altura de vuelo y podíamos soltarnos los cinturones, en realidad no fue la gran cosa, en ese rato aproveché para ver por la ventanilla y mirar lo que había esperado por tantos años de mi vida, ver a "la gente así de pequeñita" por la ventana jajaja, y yo estaba encantado como quinceañera en fiesta!!! pero trataba de que mi rostro no me mostrase como un turista viajando a un lugar nuevo, sino que ponía cara de que era de lo más normal de la vida, pero dentro de mí decía: wiiiiiiii jajajajaja

Más fue el susto que lo que duró el vuelo, llegamos a Lago Agrio en menos de media hora y el aterrizaje era otro asunto que me asustaba, otra vez tomé con mis manos el asiento como si fuese el lugar más seguro en el avión, pero el piloto aterrizó como si fuese un juego de niños y así acabó mi primer vuelo, luego tuve que salir del avión y afrontar a dura realidad de ya estar en la selva para trabajar en modo Rambo jajaja


Luego de ese turno al volver a Quito de nuevo en avión, estaba tan confiado que cuando llegamos a Tababela y el avión iba a aterrizar casi se me ponen los huevos de corbata porque nunca había sentido una turbulencia, y el aeropuerto de Quito es famoso por esos vientos en las cercanías para aterrizar, qué les diré, ese avión parecía montaña rusa y en cada salto me decía a mí mismo: mí mismo calma, calma, shungo shungo jajajajaja, en fin aterrizamos y ahí descubrí que lo malo no era viajar en avión, sino lo lejos que está el aeropuerto, aterricé a las 6 pm en Quito y llegué a mi casa a las 9 pm!!! WTF

En el camino a casa recordaba entre risas lo ridículamente grandioso que fue volar por primera vez, lo único malo, el avión de aquella empresa ecuatoriana de aviación era más incómodo que un bus a la JAI jejeje, en fin la primera vez siempre se recuerda jajajaja.


Y este fue el post de hoy, compártelo en tus redes sociales con los botones de abajito, dale like, dale tweet, dale compartir, dale Pin, SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG , y Y CUENTEN SOBRE USTEDES Y LOS VUELOS.

MAYDAY MAYDAY: JUAN






Reacciones:

1 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajaja, cuando uno ya es "INGEÑERO", ya se puede dar una serie de lujos... espero que no te olvides de completar un relato de la vida politécnica que está pendiente... , ah. y claro, cuando ya se te hace costumbre eso de viajar en avión, jamás vas a perder los nervios del aterrrizaje, ni del despegue... jamás!!!!!! al menos yo no lo he superado...aludos de una micro-chola, casada con un Guaypero.. Por favoooooooooooooor, porquéeeeeeeeeeeeeeeeeee ajajajajaj..

LinkWithin