Estrenando nuevo cuchitril !!!

.

domingo, 6 de febrero de 2011

LUZ DEL DOMINGO I

“La verdad os hará libres…la mentira creyentes”
Ahora voy a compartir algo que me ayudo en mi búsqueda de fe, y espero que a otros también, he resumido cada tópico para que no sea muy extenso y se den el chance de leer, espero cada domingo publicar otro poquito, y dice:
EL NUEVO TESTAMENTO FUE ESCRITO POR RECOPILADORES MAS NO POR QUIENES CONOCIERON A JESÚS
Cuando uno escucha sobre la vida de Jesús, sabe que los más privilegiados por estar con él en todo momento fueron sus apóstoles, como indica Marcos fueron seleccionados por el mismo Jesús así: «Subió a un monte, y llamando a los que quiso [de sus discípulos], vinieron a Él, y designó a doce para que le acompañaran y para enviarlos a predicar, con poder de expulsar a los demonios. Designó, pues, a los doce: a Simón, a quien puso por nombre Pedro; a Santiago el de Zebedeo y a Juan, hermano de Santiago, a quienes dio el nombre de Boanergés, esto es, hijos del trueno; a Andrés y Felipe, a Bartolomé y Mateo, a Tomás y Santiago el de Alfeo, a Tadeo y Simón el Celador, y Judas Iscariote, el que le entregó» (Mc 3, 13-19).

Nadie puede dudar de que los apóstoles vivieron momentos muy duros junto al maestro, que quizá fueron muy buenas personas y muy comprometidos a ayudar a Jesús en su obra ordenada por su Dios, pero, cometieron un acto muy grave al no interesarse siquiera en plasmar sus vivencias de lo que debió ser uno de los hecho más importantes en la historia de la Tierra, así es, ninguno dejó algún documento que le mostrara al futuro su gran aventura, a pesar de que para su época la escritura ya había sido empleada más de tres mil años, ellos no dejaron ni una nota de su vida junta a Jesús, se puede entender que tal vez Jesús por su vida tan atareada cuando apareció en escena no pudo hacerlo por el mismo, pero sus apóstoles fueron elegidos para dar testimonio, sin embargo no lo hicieron, pero un momento, ¿Y los 4 evangelios?

Bien pues, para empezar los textos del nuevo testamento son tardíos, aparecen a finales del siglo I D.C y a comienzos del siglo II D.C, excepto las epístolas de Pablo escritas entre el 51 y 67 D.C. Ahora lo ridículo es que quienes conocieron a Jesús no escribieron casi nada y quienes no lo pudieron conocer escribieron la gran parte del nuevo testamento, es incomprensible, no puedo entender, es como si el hecho más importante de la humanidad no lo hubiese sido entonces o quienes estuvieron ahí no lo vieron así, entonces, quienes escribieron lo que la biblia lleva acerca de Jesús:

El Evangelio de Marcos es el más antiguo, pero Marcos no fue discípulo ni conoció a Jesús, escribió después de la resurrección de oídas en las reuniones que hacía Pedro.

El Evangelio de Lucas y los Hechos de los Apóstoles  son los pilares en que se cimienta la iglesia primitiva, pero que les parece, Lucas tampoco fue apóstol, escribió de oídas y de plagios a documentos anteriores de diversas fuentes, y en especial de lo que le decía Pablo quien tampoco fue discípulo de Jesús sino que fue uno de los perseguidores más crueles del cristianismo hasta el año 37 D.C.
El Evangelio de Mateo que sí fue apóstol (por eso se dice casi no escribieron nada) fue sin embargo tomado de los documentos anteriores elaborados por Marcos, eso le quita crédito.

El Evangelio de Juan y el Apocalipsis a diferencia de lo que la gente cree, es decir que fue escrito por el apóstol Juan Zebedeo fue en realidad escrito por otro Juan (lo que sí es cierto es que lo escribió Juan!!!), un tal Juan el Anciano, griego cristiano basado en textos anteriores y en los recuerdos obtuvo de otro Juan (vaya fama la de mi nombre no!!!), uno llamado Juan el Sacerdote, un sacerdote Judío que se retiró a vivir a Efeso y donde murió muy viejo.

Además, las Epístolas de Pablo también son escritas por un no testigo que además es el causante de la tergiversación del verdadero mensaje de Jesús, Pedro por su parte sólo escribió dos epístolas y una de ellas fue redactada por otra persona, sus aportaciones no son ni un 2% de los textos del nuevo testamento, Santiago sólo escribió una Epístola que no se puede decir auténtica.
Así resulta pues muy extraño que la tónica haya sido que mientras más cercano a Jesús menos escritos aportaran sobre su vida.

Así tenemos que un 79% del nuevo testamento procede de “santos” que nunca conocieron a Jesús ni presenciaron los hechos que certifican, (De modo aproximado, el Evangelio de Mateo representa un 14% del total de los textos del Nuevo Testamento, el de Marcos un 7%, los escritos de Lucas un 23% —un 13% el Evangelio y un 10% Hechos—, los de Juan un 20% —un 10% el Evangelio, un 8% Apocalipsis y un 2% las Epístolas— y los textos de Pablo un 29%.), entonces cuando se dice que son textos “inspirados” y se ven sus infinitas contradicciones y su inexactitud en la historia, quienes estructuraron la biblia, no vieron que iba a haber un futuro en el que la gente pensase un poco y que descubriría su falacia y que lo único que iban a lograr es que es espíritu de dios quedase como un ignorante.

Lo peor es que además de que los evangelios no concuerdan entre sí, éstos fueron elegidos como los “mejores” entre un grupo de unos 60 evangelios. Los textos ignorados son los apócrifos (En un primer momento, por apócrifo se entendía un texto oculto, para uso privado y exclusivo de una secta religiosa judeocristiana determinada; pero con las primeras luchas para lograr el control de la ortodoxia cristiana, el concepto de apócrifo pasó a designar, primero, a escritos de autenticidad dudosa y, finalmente, a textos nada recomendables o sospechosos de ser heréticos.),muchos de estos textos eran más antiguos que los que se aceptaron y algunos se atribuían a Tomás, Pedro, Andrés, Tadeo, Bartolomé, Pablo, Matatías, Nicodemo, Santiago... y textos tan influyentes en su época como el Evangelio de los Doce Apóstoles. (Los interesados en profundizar en los textos apócrifos pueden acceder hoy día a diversidad de traducciones y colecciones publicadas. Una de las fuentes es Kaydeda, J. M. (1986). Los Apócrifos Jeshúa y otros Libros Prohibidos).
Los evangelios aceptados o canónicos, citan textos que son originales de los apócrifos e incluso los primeros sacerdotes de la iglesia primitiva (alrededor del 100 D.C) no conocían los evangelios canónicos sino que citaban a los apócrifos.

Fue en el Concilio de Nicea en el 325 D.C donde se elaboró la biblia y se escogió los evangelios, estos se ratificaron en el concilio de Laodicea en el 326, pero a que no saben cómo fueron elegidos, según se dice fue una elección milagrosa de la cual hay cuatro versiones, chequen a ver:

•    Los obispos rezaron mucho hasta que solitos los cuatro evangelios volaron hasta un altar (yo quiero lo que ellos fumaban)
•    Colocaron todos los textos sobre un altar y los apócrifos cayeron mientras que los canónicos se quedaron quietos (este puede ser sólo fruto del azar)
•    Ya habiendo sido elegidos los 4 evangelios, se colocaron en un altar, y se le dijo a Dios (como lo harían) que si en alguno de esos había algo de falsedad cayeran del altar, obviamente nada pasó (yo puedo explicar más fácil esto, dios no existe por eso nada pasó)
•    En el concilio entro el espíritu santo en forma de paloma, se posó en el hombro de cada obispo y les dijo éste sí y éste no (siguen drogados estos manes)

Algún pseudo filósofo, San Ireneo, aportó también un sólido razonamiento para justificar la selección de los libros canónicos cuando escribió que «el Evangelio es la columna de la Iglesia, la Iglesia está extendida por todo el mundo, el mundo tiene cuatro regiones, y conviene, por tanto, que haya también cuatro Evangelios. (...) El Evangelio es el soplo o relato divino de la vida para los hombres, y pues hay cuatro vientos cardinales, de ahí la necesidad de cuatro Evangelios. (...) El Verbo creador del universo reina y brilla sobre los querubines, los querubines tienen cuatro formas, y he aquí que el Verbo nos ha obsequiado con cuatro Evangelios». (Tamaña ciencia se apoyó en el texto del Apocalipsis que dice: «Después de esto vi cuatro ángeles que estaban de pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, y retenían los cuatro vientos de ella para que no soplase viento alguno sobre la tierra...» (Ap 7,1); a pesar de que tal información procedía de la inspiración de Dios, no es más que un claro reflejo de la ignorancia de los humanos de esos días. Hoy, que sabemos que la tierra es redonda y que no tiene los cuatro ángulos que se le adjudicaba al imaginarla plana, ¿cuántos evangelios debería obsequiarnos el Verbo para ponerse al día con el mundo actual?)

A partir de esta elección que no fue unánime, nos podemos preguntar: ¿Si los textos canónicos no fueron aceptados por todos los obispos del concilio, es decir les falto autoridad, cómo puede tener autoridad una iglesia montada sobre estos cuatro pilares?





La próxima semana:
¿Quiénes fueron los evangelistas? Cómo y cuándo escribieron sus textos “inspirados”
Reacciones:

LinkWithin